jueves, 21 de octubre de 2010

Abierto.

El sitio era acogedor se respiraba un ambiente de talento, humo y algo de mediocridad.
Criticaban a la sociedad a la vez que ellos son parte de ella. Pero lo disfrazaban y lo adornaban con tantas serpentinas que se lo acaban creyendo hasta ellos mismos.
Se hacian los especiales a la vez que lo demostraban.
Pero volvere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario